jueves, 27 de mayo de 2010

AL PIE DE UN GRAN ÁRBOL REPOSAN LAS CENIZAS DE MI PADRE


Mi padre era Ingeniero Agrónomo de la Universidad Central de Venezuela. Hizo un postgrado en el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) en Turrialba, Costa Rica. En esa localidad conoció a mi madre, se casaron en 1949 cuando ella tenía 18 años y él 27. Su "nombre de pila" era José Ignacio Núñez Guinand, hijo de Sofía Guinand Coronel y de Alberto Núñez Latouche. Nació en Montalbán, Estado Carabobo, el 8 de diciembre de 1919. Era el menor de sus hermanos.

4 comentarios:

sara dijo...

Gracias por lanzarme esa cuerda que me permitió regresar a ese momento tan hermoso cuando nos despedimos de él, en uno de sus sitios favoritos: el parquet Henry Pittier.

María Antonieta Arnal dijo...

Muy bonitas fotos y una manera de guardar el recuerdo de ese momento para que no se olvidé.

Tere dijo...

EL GRAN ÁRBOL... TAL COMO EN PSICOLOGÍA SE REPRESENTA AL PADRE
¿CÓMO ES EL ÁRBOL QUE ENCUENTRAS EN TU CAMINO? EL ES GRANDE, FUERTE,ALTO, RECTO, INTERESANTE, TAN GRUESO QUE NO LOGRO ABRAZARLO Y LLORO POR NO PODER ALCANZAR SU CIMA. ASÍ, ASÍ MISMO ERA EL PARA MI... EL PARQUE REPRESENTA EL SITIO INMORTAL EN EL CUAL SE ENCUENTRA PARTE DE MI VIDA, DE MI INFANCIA, DE MIS SUEÑOS, DEL EJEMPLO. ESE PARQUE... TIENE MI ALMA, TIENE MI TRISTEZA Y TIENE MI ALEGRÍA...

José Miguel dijo...

Hola! Tal y cómo le había comentado, iba a recordarme uno de los momentos más tristes y al mismo tiempo más esperanzadores de mi vida, la muerte de mi abuelo el 30 de diciembre de 2006, marcó mi vida. El 25 de febrero de 2007 llevamos sus cenizas a la Colonia Tovar, y fue un día muy especial. De los momentos más dolorosos de la vida: las enseñanzas, los recuerdos y el poder aprender de estas nuevas emociones son las cosas que nos podremos llevar en un futuro... La gente no muere, mientras haya alguien que lo recuerde. Gracias por esta oportunidad y por compartir sus anécdotas.